Dividendo Social | Que la tierra le sea leve, Mr. Annan
15012
post-template-default,single,single-post,postid-15012,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Que la tierra le sea leve, Mr. Annan

Imagen: https://www.un.org/sg/es/content/kofi-annan

Que la tierra le sea leve, Mr. Annan

18 de agosto de 2018. Sábado. Leíamos en los medios de comunicación, que nos había dejado Kofi Annan. Lo anunciaba su familia en Twitter. Nos dejaba Kofi Annan, premio Nobel de la Paz en 2001. Secretario General de la ONU entre 1997 y 2006. Nos dejaba el impulsor de los Objetivos de de Desarrollo del Milenio (ODM), que antecedieron a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Nos dejaba el firme defensor de los derechos humanos, sociales y civiles. El instigador de otra de las batallas contra la pobreza. Nos dejaba Kofi Annan, el diplomático de la paz, con sus luces y sus sombras…

Nos deja Kofi Annan. Pero nos deja su lucha por un mundo más justo. Y una deuda. Un compromiso. Seguir fraguando las bases para un mundo más justo y equitativo. El mundo con principios, que planteó Annan en la gran Cumbre del Milenio del año 2000, y el proyecto del que se sentía más orgulloso, estaba llamado a plantar cara a la pobreza extrema, a la propagación del VIH/SIDA y a la consecución de la enseñanza primaria con carácter universal.

Los ocho principios de Annan que, si bien, no resultaron todo lo eficaces que hubiera querido el mandatario de la ONU, sí que representaron una tímida voluntad universal para asentar las bases de un mundo con iguales oportunidades de desarrollo.

Objetivos del Milenio, la primera agenda de acción global y universal

Los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) representaban la primera agenda de acción global orientada a alcanzar, en un plazo definido (2015), hitos medibles y comparables, cruciales para el desarrollo de la humanidad. La primera hoja de ruta que llamaba a los agentes sociales y los stakeholders a ponerse en acción. A asentar las bases de un modelo de desarrollo social y medioambientalmente responsable. A moverse  en términos de Responsabilidad Social (RSC)

Antecesores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio cumplieron parcialmente las metas fijadas, y dieron buena cuenta de un realidad desoladora. Hoy, el mundo cuenta con una nueva hoja de ruta, con 17 objetivos y 169 metas, con la mirada puesta en 2030.

18 de agosto de 2018. Sábado. Los medios de comunicación de todo el mundo se hacían eco de la partida de uno de los mayores impulsores de la paz. Una paz que no es, ni será posible, mientras todo el mundo no cuente con las mismas oportunidades de desarrollo. Kofi Annan nos dejó el sábado 18 de agosto de 2018,  seguramente en paz, pero nos deja su legado y su compromiso. Sigamos trabajando para que el mundo de Annan sea, algún día, una realidad.

Mr. Annan, que la tierra, le sea leve.

Sit tibi terra levis

 

No Comments

Post A Comment